La 14º versión de CINETORO EXPERIMENTAL FILM FESTIVAL habla de la ciudad que lo aloja, de sus habitantes y sus actividades; e insta a los participantes a encontrar lo fantástico en las acciones de todos los días y en sus territorios; los impulsa a buscar verdades sepultadas; a creer que el movimiento es lo único constante; y por último, a crear una puerta de entrada al tiempo dentro del tiempo. En definitiva, insta a los participantes a plantearse un posible RETORNO AL ORIGEN.

El equipo curatorial conformado por representantes de la escena del audiovisual, del editorial y de las artes plásticas hizo el mismo ejercicio de reflexión frente a las más de tres mil obras (incluyendo nacionales e internacionales) con el fin de construir una programación de exquisita calidad que postulara cuestionamientos sobre nosotrxs mismxs como un camino hacia la crítica actual, hacia el reconocimiento del medio ambiente, de la identidad, del territorio y en especial el valor de la interdisciplinariedad que conlleva el aporte del artista a las formas diversas del cine y seguir promoviendo la narrativa de un festival que “Mira Diferente”. 

Este año el festival se ha concebido y construido con el propósito de exaltar al Municipio de Toro, casa del festival durante catorce años, contando una de las historias sobre los pescadores obstinados que en la década de los ochenta encontraron restos fósiles de una cría de mamut en el río Cauca. Es por esto que la imagen de este año, encargada a nuestros aliadxs de Taller Acumulaciones de Cali, es un fósil que a su vez es un puño levantado en acción de “¡ánimo!” y a su vez, un corazón como el que late dentro de cada unx de nosotrxs.

El festival número catorce celebra su existencia y agradece al público y al apoyo inmenso que recibe año tras año de entidades y, sobre todo, de artistas que encuentran en nuestro espacio un lugar para ser vistos y escuchados.   Alrededor de cincuenta obras están listas para salir al mundo y ser proyectadas en las instalaciones de nuestro adorado Municipio Toro  que se arregla y se emperifolla para la llegada del público fanático del cine experimental.